miércoles, 3 de octubre de 2007

Mi casa

He tenido suerte con mi búsqueda de casa. En dos días he encontrado un apartamento que está muy bien. De hecho vivo en frente de la oficina, en la Colonia Palmira, muy cerca del centro. Mi dirección exacta es: Colonia Palmira, detrás del edificio Italia, a cuatro puertas del rótulo de Discrol (se refiere a un rótulo luminoso que hay de una ferretería de aquí al lado). Con tanta precisión mejor no me mandéis muchas cartas...jaja. Pero es que de verdad que aquí las direcciones se dan así. Otros ejemplos: "Casa blanca a dos cuadras del edificio rojo", o "Una cuadra a la derecha del puente de Comagüela, junto a la pulpería"

No hay mucho ambientillo en el barrio, es decir ni una sola tienda, pero he firmado un contrato de 6 meses y ya veré si me cambio más adelante. Casi todos los cooperantes viven en el barrio de La Leona, que está en una colina, pero si no tienes carro es bastante coñazo vivir allí porque para llegar a casa tienes que subir una cuesta empinada.
.
Mi apartamento está amueblado con bastante buen gusto y solo he tenido que comprar cuatro cosas (alguna tela, una alfombra, unas plantas) y cambiar la distribución de muebles para "adecentarlo".
.
Tiene de todo, incluso lavadora y micro-ondas, que aquí son como un lujo. El precio es buenísimo, 350 $ al mes (280 euros). Pero es que resulta que es de una señora bastante mayor (que es mi vecina, ex directiva de Iberia, por cierto) a la cual le caí bien y me lo rebajó, jeje. Me ha comprado cubiertos, platos, e incluso una olla para que hierva los spaguetti (le comenté que me gustaban mucho). Como he tenido ciertos problemas con la luz, la lavadora, etc. he estado bastante en contacto con ella. De hecho me llama cada dos por tres a la oficina ("Antonio fijese que avisé al pintor y se pasará esta tarde", "ahorita llamo a los del teléfono para que vengan a repararlo") pero es buena gente. De hecho un poco de familia por estas latitudes no me vendrá mal, jaja.

1 comentario:

Fer dijo...

Bueeeeeeno, que mansión....eso de que no llevas vida de ejecutivo habrá que demostrarlo porque la casa dá el pego que te cagas...jajaj...estoy seguro que echas de menos pasear por la ciudad tranquilamente pero lo que no echarás de menos son los antros de India, Nepal y Sri Lanka donde convivimos con todo tipo de bicharracos...jajaja